Los beneficios del yoga para la digestión

El yoga es mucho más que una rutina de ejercicios para ponernos en forma, porque además de tonificar el cuerpo reconecta la mente; es una disciplina dos por uno que consigue renovarnos por fuera y resetearnos por dentro.

Hay ciertas posturas o asanas que ayudan a masajear los órganos del sistema digestivo, contribuyendo así a su correcto funcionamiento a lo largo de tu día.

Además, aumenta el flujo sanguíneo de estos órganos, evitando problemas de tránsito lento, manteniendo un buen ritmo peristáltico.

De hecho, es totalmente normal que en las clases de yoga liberes gas, ya que en ese estado de relajación ayuda a distender el abdomen y que sea más fácil que las personas fluyan y liberen ese exceso de aire.

Los gases intestinales pueden producir cólicos que resultan muy incómodos e incluso incapacitante para quien los sufra, además genera una pesadez y molesta continua. Y eso hace que tu humor y tu día se vea interferido por esta sensación de hinchazón, distensión abdominal, ruidos en las tripas y ventosidades.

Así que, además de aportar grandes beneficios digestivas, también lo hace en tu estado de ánimo, ya que, recordemos todo va de la mano y relacionado para que estés en armonía.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags