Las fibras de la naranja, el alimento multibondadoso

La naranja es una fruta rica en fibras, vitamina A, B y C, flavonoides y betacarotenos, con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, que ayuda a combatir el envejecimiento prematuro, a reducir el colesterol malo, a proteger el organismo de enfermedades cardiovasculares y a fortalecer el sistema inmunitario.


La naranja también posee minerales como potasio y calcio, necesarios para regular la presión arterial. La naranja agregada en recetas cocidas o que van al horno tienen menos nutrientes que la fruta cruda, en resumen, la naranja es una fruta muy versátil y también se puede consumir en forma de mermeladas, merengadas, pasteles, salsas o combinada con otros alimentos, y se puede aprovechar su cáscara para la preparación de té.


Por ser rica en betacaroteno, vitamina A y C, que son antioxidantes y antiinflamatorios, la naranja ayuda a combatir los radicales libres que causan el envejecimiento de la piel. Además, la vitamina C de la naranja estimula la producción de colágeno por parte de la piel, disminuyendo la flacidez y la aparición de arrugas y líneas de expresión, y la vitamina A protege la piel de los daños causados por los rayos ultravioleta del sol.


Además, la naranja es respetada por ser rica en fibras y agua que ayudan a tener la sensación de saciedad por más tiempo, reduciendo el apetito, lo cual es un beneficio para quien necesita bajar de peso.

Entradas destacadas
Entradas recientes